Carta a Don Javier Imbroda, consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía

  • “Las TIC deben de estar presentes en un sistema educativo innovador e integrador, adaptables a la realidad andaluza, a un escenario en constante evolución, a su presencia cotidiana en las aulas y a ser el motor pedagógico diario, siempre acompañadas del respaldo continuo, conciso y decidido de la Administración educativa.”
  • “El gobierno saliente de Susana Díaz ha recortado casi un 45% el presupuesto una vez adjudicado destinado al CGA tras la aplicación de fórmulas que evidenciaban el deseo de abaratar el servicio, de precarizar el empleo y de degradar la calidad exigida a la comunidad educativa.”
  • “Al igual que ha ocurrido en la propia Junta de Andalucía, ha llegado la hora del relevo en la Dirección del Centro de Gestión Avanzado.”

http://www.juntadeandalucia.es/educacion/cga/portal/?page_id=401

A/A: Francisco Javier Imbroda Ortíz

Consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía.

Estimado Consejero,

Antes que nada darle mi más sincera enhorabuena por la toma de posesión como nuevo consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía.

El motivo de la presente carta dirigida hacia su persona se centra principalmente en hacerle constar lo que se viene defendiendo en este humilde blog desde hace ya casi 2 años: la mejora y profesionalización REAL del servicio de soporte tecnológico que se viene prestando a toda la comunidad educativa pública de Andalucía desde el Centro de Gestión Avanzado (CGA). No se puede hablar de las TIC si este engranaje no funciona a pleno rendimiento.

Las TIC deben de estar presentes en un sistema educativo innovador e integrador, adaptables a la realidad andaluza, a un escenario en constante evolución, a su presencia cotidiana en las aulas y a ser el motor pedagógico diario, siempre acompañadas del respaldo continuo, conciso y decidido de la Administración educativa.

En los últimos años hemos sido testigos del deterioro en primera persona de éstas ya no solo por la falta de planificación, desarrollo y seguimiento de metodologías o nuevos planes de impulso (véase el extinguido Plan And@red y Escuela TIC 2.0), sino de la obsolescencia de los equipos informáticos -algunos de ellos con más de una década- y al abandono a los equipos de coordinación y a los propios coordinadores de las TIC en los centros docentes andaluces, que vieron, con asombro y rabia, como se les ninguneaba al reducir, drásticamente, las horas que se les asignaban para la dedicación de los distintos programas y planes TIC iniciados por la Consejería, pisoteando el trabajo y la ilusión que habían puesto con todo su esfuerzo para hacer funcionar el plan TIC en sus centros educativos. Las horas de dedicación pasaron a sólo 3 semanales, imposible de encuadrar en el horario y de llevarlas a la práctica en centros que fácilmente superan un número considerable de equipos informáticos, alumnado y profesorado.

Por si le parece poco, no sólo ha dejado de funcionar los distintos planes TIC o el objetivo de los coordinadores TIC, que han pasado de fomentar y dirigir el proyecto TIC a llevar un destornillador en el bolsillo -recordemos que los TIC son pedagógicos y no técnicos-, sino que el anterior Ejecutivo ha apuñalado duramente al verdadero corazón de las TIC, a ese engranaje del que hablaba más arriba: el CGA. “Esto es un trabajo para aficionados” comentaba un Coordinador TIC. “A veces el trabajo es menospreciado” lamentaba otro.

Las directrices marcadas por una nefasta dirección en el servicio se llevó por delante a más de 50 técnicos, a la obsolescencia del parque tecnológico de los centros andaluces, al descontento generalizado de los docentes con la atención que perciben desde el CGA y a un servicio que, en general, ha pasado de ser «la cara buena de la Administración educativa» a estar inducido en la llamada «Administración paralela».

No es poco el empujón que las y los técnicos le han dado, poniendo lo mejor de ellos. Y de eso estoy convencido. Pero la falta de liderazgo y dedicación tanto de la Agencia de Educación como de los gestores que ostentan las directrices del CGA en ella han propiciado el camino actual, y para prueba de ello léase los comentarios que han ido haciendo antiguos y actuales técnicos del CGA en este sitio. Al igual que ha ocurrido en la propia Junta de Andalucía, ha llegado la hora del relevo en la Dirección del Centro de Gestión Avanzado. Por pura eficacia y eficiencia para el servicio, por su despolitización, por el bien de la comunidad educativa y por el bien de sus técnicos y para volver a poner a Andalucía, como ya lo fue en 2003, en la vanguardia de las TIC en el ámbito educativo con un servicio fluido y con holgura.

Decía más arriba, y vuelvo a reiterar, que sin el CGA los centros estarían sumergidos en el caos tecnológico, pues de él depende el funcionamiento de la infraestructura TIC de los colegios e institutos públicos y concertados: la conexión a Internet, la gestión de incidencias, la supervisión de contratos de mantenimiento, el desarrollo de las peticiones que los y las docentes hacen diariamente, el desarrollo de las aplicaciones para la gestión, no académica, de los centros, entre otros,….

El gobierno saliente de Susana Díaz ha recortado en casi el 45% el presupuesto una vez adjudicado destinado al CGA tras la aplicación de fórmulas que evidenciaban el deseo de abaratar el servicio, de precarizar el empleo y de degradar la calidad exigida a la comunidad educativa en este tipo de servicios. Máxime cuando se trata del «hospital» que atiende las «dolencias» de las escuelas andaluzas.

Por todo ello, y siendo conscientes que la actual situación es degenerativa para todos, espero que se tomen en cuenta cuantas medidas sean necesarias para revertir el estado actual de lo que se ha denunciado aquí: la reversión de las políticas que han llevado al CGA al ostracismo y a la precariedad, la renovación progresiva de los equipos informáticos de los colegios e institutos andaluces y la puesta en marcha de planes y proyectos TIC que propicien esta adquisición de ordenadores junto a estrategias de impulso y dinamización de las TIC.

Al igual que en deporte, no se trata de ganar, ni de pelear, sino que entre todos luchemos para tener aquello que queremos.

Sin nada más que aportar y entendiendo que al menos tenga mis palabras en cuenta, reciba un afectuoso abrazo.

Atentamente,

John Doe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .