La subida del salario mínimo ya se juega las primeras cabezas del CGA

Según fuentes consultadas por este blog, la empresa del servicio se ha visto obligada a despedir, de momento, a dos técnicos, motivado por la subida del salario mínimo interprofesional. Los iluminados de la Agencia, mis adorables filólogos, no visualizaban tal coyuntura en sus alabadoras visiones holísticas.

Ay, Agencia, Agencia. Que poquito te queda ya del mamonerío que tenéis montao…

Ningún técnico -así se les llama a los enchufados socialistas de la Agencia de Educación de Andalucía- del antiguo ISE Andalucía visualizaba en sus esperanzadoras visiones hacía el futuro que su menospreciado doctor Sánchez, muy socialista y mucho socialista, acabaría llegando a La Moncloa.

Tampoco se imaginaron que el SMI subiría de manera brutal con las repercusiones que esto iba a tener. Porque aumentar el sueldo está bien, y aún así, cobrar 900 pavos en un servicio donde debería superar como mínimo los mil con holgura es una, y permítanme, putísima mierda.

Pero bueno. No me cansaré de decir que los filólogos, “técnicos”, de la Agencia de Educación profesionalizaron a tope el servicio. De hecho al principio era una risión. Venga a despedir, despedir, despedir… Luego Manero a contratar, contratar, contratar… Aquello parecía un cambio político en vez de un Centro de Gestión ¿Avanzado?

¿Y por qué despiden a gente? Pues, bueno. Antes de la subida del SMI había gente que cobraba 800 eurillos. Con la subida, y con el montante tan ajustado que la Agencia, con sus avanzadas aplicación de fórmulas, en donde la oferta más barata, la más precaria, se llevaba un peazo 60 por ciento de un total de 100, el presupuesto del CGA no ha podido aguantar más. Y de nuevo comienza la sangría. La conciencia de la Agencia es más fría que las nóminas de los empleados del CGA.

En fin. Que esto ya era algo que se veía venir. Y como tal, no le voy a dedicar más texto porque el mensaje es bien claro.

Como es de costumbre ahora empezarán las represalias y las acusaciones, esa búsqueda sin cesar que, ni por activa ni por pasiva, llevará a nadie. Lo triste y asqueroso es señalar a quien muestra un poco de preocupación. Otros “lloran” en la soledad y lo camuflan. Yo sólo digo que frío, muy frío… A ver si nos vamos a congelar…

Me quedo con la frase de un ex que no tiene precio:

Y prefiere señalar con el dedo sentenciador antes que hacer las cosas bien

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .