“Nuestra apuesta inequívoca por el software libre”, ¿dónde ha quedado?

El último ejecutivo socialista de Susana Díaz ya había mermado las políticas relacionadas con el software libre en el ámbito de la Administración y Educación. El nuevo Gobierno de Juanma Moreno parece seguir por esta senda.

Leyendo los otros días el periódico ABC de Sevilla me topo con esta noticia: “La apuesta de la Junta por el software libre se diluye ante sus limitaciones“. Era de suponer. Tanto silencio acabaría algún día alzando una pequeña vocecita. Pero detrás de ello hay mucho más. Porque la nota hace mención a la adquisición de la Junta de licencias para la instalación de Microsoft Office en los ordenadores de los funcionarios. Y el achaque, como siempre, se lo echan al Excel -el programa informático de Microsoft que permite la realización de hojas de cálculo-.

La noticia, sin embargo, no es nueva. El último ejecutivo socialista de Susana Díaz ya había mermado las políticas relacionadas con el software libre en el ámbito de la Administración y Educación. Y prueba de ello fue la compra a Microsoft, por parte de Solutia, de la suite Office 365.

El desarrollo de este proyecto supondrá unas ventas de más de 6 millones de euros para la compañía, y el trabajo implicará el suministro de licencias y la prestación de servicios para la instalación y utilización del software ofimático Office 365, solución que facilita el uso on line de las herramientas ofimáticas y el entorno colaborativo para el trabajo en equipo.” cita la web de esta empresa sevillana, que además concreta “el contrato ha sido adjudicado a través de la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, entidad que coordina la implantación de los servicios digitales en la administración regional, y cuenta con una duración de 3 años“.

Es decir, las actuaciones y el camino que Susana Díaz estaba tomando distaban mucho de las del 2003. Aquel año en donde la Junta anunció el Decreto 72/2003, de Medidas de Impulso de la Sociedad del Conocimiento en Andalucía. De aquel año en donde políticos socialistas se echaban fotos con eso del “sofguar libre”, por cierto, la mayoría sin tener ni idea de qué hablaban. De aquel año en donde en los centros educativos se introdujeron ordenadores masivos y se creó el andamiaje tecnológico para dar entrada a los equipos informáticos.

Pero era tan poca, poca, poca tajada la que podían coger, que a términos de sus negocios en B esto del software libre no salía rentable. Y al final, la cortina de humo que se vendió con eso del Guadalinex, no era más que una triquiñuela para que Microsoft deje un poquito más barato los precios de las licencias de sus productos. Lo dicen varios empleados de Solutia, la misma empresa que desarrolla GECOS -la edición corporativa de Guadalinex- para la propia Junta.

En el actual expediente de licitación -ya adjudicado a la consultora Seidor- la Junta reconoce -a través de la Dirección General de Transformación Digital, dependiente de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía- que “una línea fundamental de este proceso ha sido y es, el impulso del uso de software ofimático de fuentes abiertas en la mayoría de los puestos. No obstante, persiste un perfil especializado sobre todo en el uso de la hoja de cálculo Microsoft Excel, en el que, por cuestiones técnicas, supone un esfuerzo y coste muy alto el cambio a su uso en la hoja de cálculo de fuentes abiertas. En otras ocasiones, el formato de la hoja de cálculo de Microsoft viene impuesto por aplicaciones para el intercambio de datos con otras administraciones y se obliga al uso de dicho software ofimático.

El trabajo contempla la instalación de Office 2019 -la nueva versión de la suite de Microsoft- junto a la renovación de las licencias del Office 365. Algo más de 7 millones. Aún teniendo en cuenta que a día de hoy existen soluciones solventes como Collabora -la edición online de LibreOffice- o incluso OnlyOffice -que mejora el soporte de los formatos de Office-.

La medida se reduce solamente a algunos organismos y agencias empresariales de la Administración andaluza, incluida esta. En concreto la Administración General de la Junta de Andalucía, las Agencias Administrativas, las Agencias de Régimen Especial, las Agencias Públicas Empresariales, el Consejo Consultivo, el Consejo Audiovisual y el Consejo de la Transparencia y Protección de datos.

Si entramos al terreno de Educación, el importe final sería una risión: Si se van a adquirir 62.000 licencias por 7 millones, entonces, ¿cuanto habría que invertir? Tirando de las estadísticas oficiales del Centro de Gestión Avanzado (CGA) de la Consejería de Educación y Deporte, el parque tecnológico que actualmente se basa en software libre supera la friolera cifra de más de 500.000 equipos. A esto habría que sumarle la instalación de Windows 10 -porque Office 2019 no puede ejecutarse bajo la versión 7- en los equipos informáticos. El problema también radicaría en que los equipos casi son del paleolítico por lo que habría que renovarlos. Más el mantenimiento del CGA que también se llevaría una tajada.

De hecho, Carlos Díaz, Coordinador del CGA desde 2008 a 2013, junto a Roberto Santos (Telefónica), elaboró un informe sobre el ahorro que supone el software libre en el ámbito de la enseñanza pública. Este estudio se realiza sobre la estimación de costes en torno a 10.000 equipos -teniendo en cuenta que la educación pública supera con creces esa cifra multiplicada por 50-. El estudio habla por si sólo:

Screenshot_1.png
Estudio sobre el ahorro de costes utilizando software libre en la enseñanza andaluza. Carlos Díaz (excoordinador del CGA) y Roberto Santos (UTE Isotrol – Telefónica S.A.) FUENTE: Consejería de Educación

Durante una ponencia en el FIECED (Foro Iberoamericano de Educación y Cultura en la era Digital), el Director de la Dirección de Equipamientos, Logística y Tecnología de la Agencia de Educación, Ángel Menéndez, y el Administrador de Equipamientos, Logística y Tecnología, José María Aguilar, hablaron sobre la trayectoria de la Administración andaluza en el despliegue de las TIC en la enseñanza.

El vídeo data del año 2014. Hacen mención a que todo ello -la introducción de cacharros en las aulas- no hubiera sido posible sin “nuestra apuesta inequívoca por el software libre” (a partir del minuto 17:50). Un software que años después sufriría recortes sin precedentes en todos sus ámbitos, pero especialmente en Educación, en donde la propia Agencia tuvo su participación irrestricta.

El vídeo completo está aquí.

Screenshot_2.png
El administrador de Equipamientos, Logística y Tecnología durante la ponencia del FIECED en Santiago de Compostela (2014)

Después de lo vivido y haberlo pasado por carne propia, ahora pregunto: “nuestra apuesta inequívoca por el software libre”, ¿dónde ha quedado?

 

Un comentario en ““Nuestra apuesta inequívoca por el software libre”, ¿dónde ha quedado?

  1. Una pena volver atrás justo ahora que el SL está completamente maduro y sustituye perfectamente al privativo en el 90% de los casos. Habría que preguntarse a quién beneficia esto, y que a quien corresponda inicie una investigación. Porque los motivos dados para ello son, cuando menos, erróneos, y en muchos casos, simplemente falsos. No hay nada más que mirar el Esquema Nacional de Interoperabilidad para verlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .