Entrevista a Miguel Gil: “existe hacia el software libre una fijación absurda como que es software “de izquierdas” o de informáticos que no son serios”

 

Miguel Gil es técnico de TI en la Delegación Territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local en Almería. Administra un parque tecnológico de unos 35 dispositivos y nos cuenta su experiencia de migración a GECOS, la Guadalinex Corporativa de la Administración andaluza. Además es responsable de la iniciativa Pásate a GECOS

 

Hola Miguel. Cuéntanos, ¿cuál es tu puesto y en qué consiste tu función?

Hola a todos. Sin entrar en muchos tecnicismos soy Técnico de Informática en la sede de Turismo de la delegación territorial en Almería. Llevo con mi compañera el funcionamiento de los puestos de trabajo conectados a la red corporativa en dicho lugar.

¿A cuántos puestos de trabajo aproximadamente das/dais cobertura? 

Administramos una sede pequeña, con unos 35 puestos, aproximadamente.

¿Cuáles son las tareas más cotidianas y repetitivas?

Pues desgraciadamente las que tienen que ver con el mal funcionamiento de las aplicaciones corporativas debido a su obsolescencia. El uso de componentes obsoletos, como el conector de Java para navegadores, es una de las tareas más odiadas, creo que por todos los técnicos TIC de la Junta de Andalucía. Es una losa muy pesada, que nos ha convertido a muchos de nosotros en auténticos especialistas en “ingeniería inversa”, léase en tono jocoso, debido también a la escasísima documentación y a la falta de soporte por parte de quienes debieran de proveerlo. Sé que se está trabajando en eliminarlas por versiones más modernas con componentes de última generación, pero la espera está siendo larga.

Hace poco, te pusiste en contacto con nosotros para hablar sobre GECOS y el éxito que está teniendo su implementación en diferentes áreas de la Junta de Andalucía. ¿Cómo llegaste hasta GECOS o qué fue lo que motivó a realizar una migración de Windows a un sistema libre?

Bueno, no sé si puedo afirmar “éxito” en diferentes área de la JdA, desgraciadamente. Me gustaría que hubiera más Gecos por la administración pública. Te puedo hablar de mi caso, en el que sí lo está siendo. 

Con la llegada de Windows 7 a su fin de ciclo de vida se nos ponía por delante la tarea de migrar a Windows 10 mediante la adquisición de máquinas nuevas con licencias OEM o la compra de licencias “sueltas”. 

En el primer caso suponía “jubilar” hardware que todavía podía dar muy buen rendimiento durante muchos años, quizá con alguna actualización, sobre todo de disco duro a tecnología de SSD. No había ningún otro motivo para ello que no fuera el fin de la vida útil del sistema operativo.

En el segundo caso la adquisición de licencias de Windows 10 suponía gastar un dinero del erario para seguir haciendo lo mismo que estábamos haciendo antes, ni mejor ni peor. Ni siquiera nos supondría una mejora cualitativa en el puesto de trabajo en cuanto a ruido, ahorro energético… Era gastar impuestos de los contribuyentes para mantener el mismo nivel de servicio.

Así que investigamos un poco y nos encontramos con Gecos, este increíble proyecto que la Junta ha mantenido durante años pero sin darle la publicidad necesaria y que funciona tan bien.

Uno de los mayores impedimentos ante cualquier migración a un sistema libre, quizás, sigue siendo el rechazo que las personas con menos nivel técnico proyectan sobre cualquier cambio. ¿Cómo es el día a día después de la era Windows?

Pues es justo al contrario. Es precisamente el personal menos cualificado técnicamente, el “usuario de a pie”, el que menos reticencias le está poniendo al cambio. De hecho, apenas he tenido quejas entre los compañeros que no son TIC al cambio de sistema, en comparación con las que desgraciadamente me han manifestado algunos informáticos que, fruto del desconocimiento y la desgana, sí le han puesto pegas miles al sistema. Es triste pero es así. 

Screenshot_20200623_081142
Uno de los puestos informáticos migrados a GECOS

Bajo tu punto de vista, ¿qué ventajas te ha aportado GECOS? ¿Cuáles crees que son su fortalezas y sus debilidades? ¿Otras distribuciones podrían ofrecer lo mismo?

Pues para empezar la confianza de que depositamos los datos de los administrados en una plataforma tecnológica auditable, confiable, segura, rápida y barata. Y nuestra. Si las administraciones hubieran invertido los millones que hemos transferido a países extranjeros mediante licencias propietarias en crear y formar equipos TIC fuertes en este tipo de tecnologías, habríamos creado miles de puestos de trabajo en España y ahora seríamos tecnológicamente independientes y estaríamos a la vanguardia en este sector. 

Gecos es GNU/Linux. Está presente en el Top 500 de los supercomputadores del mundo y en ciento de millones de terminales Android. No sé qué más se necesita para darlo por “bueno”. 

La debilidad del sistema es básicamente política. Se necesita que haya una clase política que apoye con fuerza y continuidad el proyecto y dé estabilidad a los técnicos TIC que hay detrás. No es un tema de partidos ni de gobiernos, sino de visión de futuro a medio y largo plazo durante sucesivos gobiernos. Quizá un gran acuerdo sobre el software libre entre todas las formaciones políticas del Parlamento Andaluz sería interesante.

En cuanto a otras distribuciones, bueno, supongo que cualquier otra “distro” habría sido buena pero Ubuntu en su momento estaba muy bien documentada y era y sigue siendo bastante fiable como para haberla elegido. Pero sí, otras también habrían podido ofrecer lo mismo. Date cuenta de que al final el usuario lo que quiere son servicios a muy alto nivel de ficheros, ofimática y web, y eso lo dan todas. 

¿Qué tal es a día de hoy la compatibilidad del parque tecnológico con las versiones más recientes de GECOS?

En las aplicaciones que yo trabajo de momento me estoy encontrando un poco de todo. Si bien es cierto que las nuevas aplicaciones son 100% compatibles, y el evolutivo de casi todas las que están en producción lleva la compatiblidad en su pliego de requerimientos, queda mucho producto “legacy” con componentes obsoletos, que dan muchísimos quebraderos de cabeza. Pero nosotros seguimos con nuestro proyecto de una sede 100% Gecos. Y estábamos a punto de conseguirlo cuando llegó la pandemia.

¿Tenéis soporte por parte de los responsables de GECOS, dentro de la Junta de Andalucía, ante escenarios de migración como este?

Desde el Centro Gecos nos están ayudando en lo que van pudiendo, ya que no disponen del personal suficiente. Haría falta más apoyo político a este proyecto, repito, o perderemos otro tren más. Más personal y más publicidad, sobre todo más publicidad. Hay que fomentar el despliegue Gecos en las sedes de la administración, claro. Obligar a los técnicos TIC a salir de su zona de confort y que instalen Gecos allí donde se pueda y se deba.

Pero sí, se nota que la ilusión se despierta cuando una sede hace una primera aproximación al sistema. Desde aquí mis agradecimientos a Alfonso y Juan por su apoyo en momentos críticos.

Hace más de un año, se produjo un cambio político en la administración andaluza. Desde tu propio punto de vista, ¿cómo crees que está llevando a cabo el nuevo Ejecutivo las políticas hacia el software libre? Teniendo en cuenta que en Educación, el CGA está ultimando la nueva Guadalinex Edu Focal (Ubuntu 20.04) y desde GECOS se va a lanzar la quinta versión basada en LinuxMint 20.04. Además, LibreOffice también se encuentra instalado en multitud de puestos de trabajo.

Me alegro de ello, ojalá se cumpla lo que dices. Lo que sigo viendo en el proyecto Gecos es falta de publicidad dentro del colectivo TIC de la JdA y, por supuesto, falta de cursos de formación. Entiendo que muchos colegas TIC no quieran complicarse la vida con sistemas de información que no conocen, y creo firmemente que la administración andaluza debería de formarlos para que el cambio sea posible. Por otro lado presiento que existe hacia el software libre una fijación absurda como que es software “de izquierdas” o de “informáticos que no son serios”. Parece que si no cuesta un dineral y no te lo vende un consultor con corbata y coche de alta gama, no es bueno. Pues ni una cosa ni la otra. El software es políticamente agnóstico, y el que sea abierto y gratuito no significa que sea de peor calidad. En muchos casos es justamente lo contrario. 

Durante el confinamiento, causado por la crisis sanitaria generada por el coronavirus, se ha hecho imprescindible poner en marcha el teletrabajo. ¿Qué papel ha tenido GECOS aquí? ¿Crees que estamos preparados realmente para el teletrabajo? ¿Ha soportado la infraestructura de la Junta tanta carga?

Pues te puedo decir sin ningún género de dudas que Gecos nos ha resuelto las papeletas en el tema del teletrabajo de una forma tal que, si me lo llegan a contar en el “día cero” de la crisis, ni yo mismo me lo hubiera creído. 

Ahí el Centro Gecos y los Servicios Centrales de mi Consejería estuvieron a la altura. Y me consta que se hizo a nivel de toda la Consejería. Aquí tengo que hablar muy bien de mis jefes de Explotación y de Servicio de Informática en mi Consejería. 

Como te he contado, no somos una sede muy grande, pero nada más iniciarse el confinamiento, en cuestión de horas y gracias a diez pendrives con Gecos preinstalado ya teníamos a un equipo mínimo de compañeros teletrabajando desde sus casa. 

Estos compañeros estaban conectados a sus puestos de trabajo de la sede, lo que hacía que el mantenimiento de esa red fuera muy complicado. Además, no podía garantizar la disponibilidad del sistema ante cosas tan sencillas como microcortes de luz, por ejemplo. Y había que poner a teletrabajar a todos los restantes, claro.

Por lo que decidimos lanzarnos a montar un servidor de terminales de Gecos y migramos a todos los usuarios que pudimos, casi treinta, a dicha máquina. Y ahí sigue, funcionando como el primer día. De hecho, es un servicio que ha llegado para quedarse y que habría sido imposible montarlo con Windows a ese coste y con la premura con la que se hizo todo.

Acerca de la preparación del teletrabajo, tenemos las redes de fibra necesarias y el hardware es ubicuo y barato, pero aún noto que falta mucha formación en estos temas. Falta “hambre” en mucho personal a la hora de aprender. Aunque la crisis nos abrirá el apetito a muchos, ya verás. 

También soy pragmático, es decir, el que no esté “telepreparado” se quedará fuera. En la administración se tardará más, por su naturaleza, pero llegará. 

Sobre la infraestructura VPN de la Junta tuvimos algunos días malos, como era de esperar dada la avalancha de usuarios que recibió el sistema. Pero ahora mismo yo estoy teniendo conexiones VPN de jornada completa sin ninguna incidencia. También es cierto que reinicio mi router doméstico cada 48/72 horas, cosa que aconsejo a menudo a mis compañeros, aunque no me hagan mucho caso y luego culpen al servicio de VPN. 

Ni que decir tiene, Miguel, que si quieres añadir algo más, eres libre de hacerlo.

Nada más. Sólo decirle a tus lectores y sobre todo a los técnicos TIC de las administraciones públicas que la experiencia FOSS está ahí, que funciona y que alivia muchos quebraderos de cabeza con el tiempo. Que merece la pena arriesgar un poquito al principio porque los beneficios al final son enormes.

Un saludo.

Muchas gracias, Miguel

A ti. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .